Paseo por los principales monumentos modernistas de Jaca.

Paseando por el casco histórico de Jaca, podremos contemplar fachadas plagadas de pequeños detalles decorativos, donde rasgos del art Nouveau, el liberty italiano o el Sezesion vienés, se combinan perfectamente con elementos propios de la construcción pirenaica. El inicio del siglo XX trajo consigo la corriente artística que estaba triunfando del otro lado de los Pirineos. Por todos es conocido que el Modernismo arraigó especialmente en Catalunya, pero aunque en menor medida, también dejó huella en otras zonas de España.

En los albores del nuevo siglo, la población de Jaca superaba los cuatro mil habitantes, y era evidente que la ciudad necesitaba urgentemente una reestructuración. La eliminación de la muralla, de la que hoy sólo se conserva un tramo adosado al Monasterio de las Benedictinas, se consideraba básica para fomentar la higiene y la salud p&uac