La peña Oroel, ofrece actividades para realizar en cualquier época del año.

Cuenta una leyenda, que la reconquista de Aragón empezó cuando unas hogueras prendieron en su cima indicando que era el momento elegido para empezar el ataque. Cierta o no, la realidad es que la montaña de Oroel y los bosques que la rodean son un fantástico lugar para visitar en cualquier época del año. Enclaustrado entre el prepirineo y las sierras exteriores de Guara, es sin duda uno de los ecosistemas de media montaña más importantes de todo el Pirineo, aparte de una popular excursión.

A través de una pista asfaltada que atraviesa el bosque llegaremos al parking del parador de Oroel, donde hay una amplia zona de picnic con mesas y columpios. Vale mucho la pena asomarse al mirador que hay delante del parador y contemplar el valle con las montañas de fondo. Desde este punto tenemos un desnivel de 600 metros y la mayor parte del tiempo lo pasaremos en el bosque.

Iniciaremos la ascensión por el sendero marcado a través del bosque de pino, que irá dando paso a los abetos a medida que vayamos ganando altura. Esta es la parte más empinada de la excursión y hay un total de 37 curvas en zigzag. Cuando lleguemos a la parte alta de la montaña, ya sin árboles, seguiremos por la cresta hasta llegar a la cruz. Hubo al menos dos cruces de madera antes de la actual, esta fue colocada en 1902 y reconstruida en 1931 y tiene una altura de ocho metros y medio.

Su base es un magnífico lugar para desayunar mientras vemos el vuelo de los buitres bajo nuestros pies. Al frente, la panorámica es realmente espectacular. La vista se pierde más allá de las sierras de Navarra en el oeste, donde las cumbres van perdiendo altura; enfrente nuestro, y hacia el este, distinguiremos las principales cimas del pirineo occidental y si giramos la vista hacia atrás podremos ver las sierras de San Juan de la Peña, Guara o Oturia...

De regreso, un poco antes de iniciar el descenso, encontraremos una derivación señalizada que lleva a la pequeña ermita de la Virgen de la Cueva, donde cada a&ntild