El paseo de la Cantera de Jaca, entre árboles centenarios y ardillas, es un fantástico lugar para pasear.

El Paseo de la Cantera es el encargado de recibir a los peregrinos que llegan desde Francia por el Valle del Aragón. Se construyó en 1951 sobre un antiguo camino, y sin duda se trata de uno de los parques más bellos de Jaca. Discurre a lo largo de casi dos kilómetros combinando una gran variedad de árboles con unas magníficas vistas sobre el campo de Jaca, el río Aragón