El Museo Diocesano de Jaca, posee sin duda una de las colecciones de pintura románica más importantes del mundo.

En el interior de la catedral de San Pedro, considerada uno de los monumentos románicos más importantes de nuestro país, se encuentra el Museo Diocesano de Jaca, donde se custodian una gran cantidad de capiteles, tallas y rejas, aunque es sin duda la colección de pintura medieval, la que la ha dado fama internacional al museo.

Inaugurado en 1970, cuenta con 2000 m2 dedicado al arte medieval, siendo la sala Bagüés la principal atracción del museo. Diseñada respetando los volúmenes originales del templo del cual se extrajeron las pinturas, en su interior se encuentra la colección de pintura mural románica más extensa de España.

El recorrido se acompaña con un montaje museográfico con audiovisuales y elementos interactivos, haciendo de la visita algo recomendable para todos los públicos.