La ermita de Sarsa, en el paseo de invierno de Jaca, fue trasladada hasta su actual ubicación salvándola de su desaparición.

Si paseamos por el Paseo de Invierno y nos asomamos al balcón que encontraremos a mitad de camino, tendremos unas magníficas vistas de