Fanlo, en el Valle de Vió. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Situado en uno de los valles con más encanto de Sobrarbe, Fanlo se erige como cabeza territorial del Valle de Vió, una zona de gran valor natural y cultural, rodeado de una gran cantidad de buenos ejemplos de románico y de otras manifestaciones artísticas reseñables.

La hondonada en la que se sitúa, a 1.342 m, hace que su caserío se adapte al escalonamiento del terreno, un caserío típicamente pirenaico, con edificios de piedra y las características chamineras. Destaca la casa del Señor de Fanlo, una casa torreada del siglo XVI, o casa Ruba, también vivienda torreada del XVI, pero en este caso de diseño circular, con matacán y aspilleras.

La iglesia parroquial, dedicada a los Tres Santos Reyes, es de estilo gótico aragonés, y aunque su origen es románico, apenas quedan restos de esa época constructiva, restándonos una fábrica del siglo XVIII casi en su totalidad. La mayor parte de sus bienes fueron trasladados al Museo Diocesano de Barbastro: decoración mural y mobiliario litúrgico.

Destaca también el lavadero municipal, y en sus alrededores podemos visitar las ermitas de San Pelayo y las Magdalenas, aunque su estado es de ruina total. Otro de los reclamos de la zona es la pista de esquí de fondo de Nerín con 22 kilómetros esquiables.

Fanlo celebra sus fiestas el 28 de junio y el 8 de septiembre.

 

Por: Laura Armario