Aluján, en el valle de la Fueva. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Su caserío se distingue por su aspecto cuidado y su fiel seguimiento de las características de la arquitectura pirenaica: piedra y losa. Entre los edificios destaca poderosamente casa Mur, un conjunto fortificado del siglo XVI en el que se integran tres poderosas torres que subyugan al visitante. Posee además oratorio privado dedicado a San Pedro, engalanado por pinturas murales de la misma época en las que pueden contemplarse los rostros de San Pedro y San Pablo, así como a Jesús camino del Calvario.

Celebra sus fiestas el 24 de agosto, en honor a San Bartolomé, el 29 de abril, por San Pedro, sin olvidarnos de San Roque, festividad que une a todas las aldeas.

 

Por: Laura Armario