El Cañón de Ordesa, es la parte más conocida del Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido, sin duda una de las joyas más preciadas del Pirineo aragonés.

Se trata de la zona más conocida y visitada del Parque Nacional. Junto al parking encontramos un recorrido que se bifurca en varios puntos adentrándose en el bosque a través de hayas, arces o abedules. Se trata de un recorrido completamente llano y adaptado a personas con movilidad reducida,  muy indicado también para personas mayores, que podrán disfrutar del parque sin realizar ningún tipo de esfuerzo.