Banastón, en el entorno de Aínsa. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Muy cerca de Aínsa, en el valle del Cinca y a 586 metros de altura, encontramos la población de Banastón.

Lo curioso de Banastón es que no forma una unidad poblacional sino que está compuesto por varios barrios dispersos, cada uno con ciertas características singulares: Usana, La Iglesia, Santa Tecla, Fumanal, Lascambras, Carretera, La Torreta, San Ciprián, Betato, El Turmo, El Tozalé, Villarcillo y Bogetar.

Entre ellos destaca el barrio de La Iglesia, cuyo monumento representativo es la iglesia de San Martín, obra del siglo XVI, ejemplo del gótico aragonés, aunque también destaca el edificio anexo, mencionado por la belleza de su balcón.

En el barrio de Usana lo más representativo es su “callizo” (calle cubierta por bóvedas) de 50 metros de largo, quizá el más largo de todo el Sobrarbe.

El barrio de El Tozalé,  conocido también como Banastón Viejo, dada la calidad de los edificios que en él se insertan, como por ejemplo una semiderruida torre del siglo XVI, y dos monumentos románicos, en particular la iglesia de San Martín, cuyos orígenes podrían ser lombardos.

 

Por: María Escribano Román