Guía de Seira, en el valle de Benasque, sus monumentos, excursiones, aventura, restaurantes, hoteles.

Cabeza de municipio, Seira se sitúa a una altura de 815 metros y una población de 141 habitantes. Un dolmen cercano a la localidad afirma la presencia humana en la misma en el siglo IV a.C. aunque la primera constancia documentada aparece en el año 1218 cuando se nombra el presbítero de Domingo de Seira en la Colección Diplomática de Obarra.

Seira se encuentra en un paraje abrupto, a la entrada del congosto de Ventamillo. Cuenta con arquitectura típica popular de la zona con muros de piedra y teja en el núcleo primitivo. Se conservan restos de lo que pudo ser una posible construcción fortificada.

La localidad sufrió transformaciones debido a la construcción en la localidad en el año 1914 de la Central Hidroeléctrica en el río Ésera, lo que trajo consigo la construcción de una nueva zona de viviendas para las familias y los obreros de la central que dista de la forma tradicional de estilo arquitectónico de la zona antigua del pueblo, lo que supuso una modernización y un nuevo modelo de desarrollo económico en la localidad.

Debido a la construcción de esta central se creó el Museo de la Electricidad, instalado en el edificio del ayuntamiento. Recoge una magnífica selección de material eléctrico de la central y fotografías que proceden del Fondo Histórico de FECSA-Endesa y al Archivo Patrimonial del Ayuntamiento de Seira y en las que se cuenta en imágenes las obras previas y la construcción de la central.

La central de Seira, al finalizar su construcción en 1918, era la línea de alta tensión más larga y potente de Europa.

En el casco histórico se sitúa la iglesia parroquial de la Concepción del siglo XVII, restaurada en los años 80 del siglo XX. La iglesia está construida en mampostería, cuenta con una sola nave, dos capillas a cada lado y cabecera recta. El interior se cubre con bóveda de cañón. Al exterior cuenta con una espadaña de doble ojo construida en el siglo XX. La puerta de acceso es adintelada con una gran pieza a modo de tímpano de época contemporánea y en la que se imita los crismones medievales. La pila bautismal tiene una fecha grabada de 1587.

En el camino hacia Benasque encontramos la ermita de la Piedad, de construcción popular del siglo XVII aunque ha sufrido transformaciones.

El 7 de junio se realiza una romería a la que acude