La iglesia de San Fructuoso en Bailo, se edificó durante el siglo XVI.

La iglesia parroquial de San Fructuoso fue edificada durante el siglo XVI, en un momento de transición entre el gótico y el renacimiento. El templo lo encontramos en el interior del casco urbano de Bailo. Edificado con sillares, muestra un aspecto robusto.

En el muro sur destaca la torre del campanario, de planta cuadrada y rematada con un reloj. A los pies de la iglesia, resguardada por un amplio pórtico, se abre la portada de acceso; típicamente gótica consta de una serie de arquivoltas, apoyadas sobre unas finas columnas rematadas con sencillos capiteles, mientras en el centro aparece un tímpano decorado con motivos vegetales.

Presenta planta de cruz latina, con una nave principal larga y espaciosa, cubierta mediante bóvedas de crucería estrellada y rematada en cabecera recta. En el lado izquierdo encontramos adosada una segunda nave de menor altura, cubierta con bóveda de arista. A la derecha del presbiterio se encuentra la sacristía y a los pies del templo el coro elevado. En el altar mayor destaca el retablo renacentista, dedicado a San Fructuoso.

 

Por: Javier Cano Álvarez